creandociudadania.org
Miercoles, 13-Diciembre-2017 - 00:29 h.
LA OPINIÓN LA PUBLICIDAD

Ya se está intentando destrozar la ley de Gratuidad de los Libros de Texto y el Material Curricular de la Comunidad de Madrid.

José Luis Pazos Jiménez
14-Septiembre-2017

El Partido Popular y Ciudadanos inician el destrozo de la Ley de Gratuidad de los Libros de Texto y el Material Curricular de la Comunidad de Madrid, aprobada el 27 de junio por la Asamblea de Madrid y que entró en vigor el pasado 12 de julio.

Justo dos meses después de que el Boletín Oficial de la Comunidad de Madrid publicara la Ley 7/2017, de 27 de junio, de Gratuidad de los Libros de Texto y el Material Curricular de la Comunidad de Madrid, lo que sucedió el 11 de julio pasado, la Mesa de la Asamblea de Madrid, en sesión celebrada el día 11 de septiembre, ha acordado admitir a trámite la Proposición de Ley 16/2017 RGEP.9078, presentada por los Grupos Parlamentarios Popular y de Ciudadanos, de modificación de dicha ley, lo que se puede comprobar en el Boletín Oficial de la Comunidad de Madrid publicado hoy 14 de septiembre.

Lo más llamativo no es que se modifique una ley que ha entrado en vigor hace apenas dos meses y que si no se ha intentado iniciar su modificación antes ha sido porque las vacaciones de verano lo han impedido, que de por sí llama la atención y mucho, sino que donde debe fijarse la atención es en los cambios que se proponen en la proposición que ahora se presenta.

Los cambios más sustanciales vienen resumidos en el último párrafo del preámbulo actual de la ley, donde se puede leer “La Ley, además de suponer un apoyo económico para las familias, pretende educar al alumnado desde el ámbito escolar y familiar en la importancia de cuidar el material escolar y valorar la inversión realizada en su educación, fomentando prácticas de equidad y valores de corresponsabilidad, solidaridad y desarrollo sostenible, y en el cuidado de un bien colectivo como son los libros de texto y el material escolar.” Es decir, que si los proponentes quieren que se elimine dicho párrafo es porque no están de acuerdo en que la ley pretenda educar en la importancia de cuidar el material escolar, ni en que el alumnado aprenda con ello a valorar la inversión realizada, ni en que se fomenten prácticas de equidad y valores de corresponsabilidad, solidaridad y desarrollo sostenible, ni en fomentar el cuidado de un bien colectivo como son los libros de texto y el material escolar. Si estuvieran de acuerdo con todo ello no plantearían ahora su desaparición. Y deberían estar de acuerdo con todo esto ¿no?

Cambios muy significativos que se pretenden con la proposición ahora presentada son que el sistema de préstamo ya no alcanzará obligatoriamente a todas las familias. Y, si se aprueban los cambios, tampoco llegará la gratuidad a los materiales curriculares, solo a los libros de texto, lo que demuestra que los proponentes, Partido Popular y Ciudadanos, no buscan realmente la gratuidad de la enseñanza básica, lo que de verdad quieren garantizar es que los libros de texto se sigan comprando, ayudando con ello a las editoriales para que mantengan sus negocios en este terreno, en una situación actual en la que el trabajo sin libros de texto como herramienta exclusiva de aprendizaje cada vez se potencia más, como es lógico y acorde a los mejores métodos pedagógicos.

Pero ¿qué ha pasado para que en tan poco tiempo se intente modificar esta ley? Si el acuerdo de Gobierno actual en la Comunidad de Madrid, por la unión de los votos del Partido Popular y Ciudadanos, garantiza que ambos aprueben sin problemas las leyes que quieran, ¿cómo es posible que en julio aprobaran la ley y ahora la intenten destrozar en sus elementos fundamentales? Pues que en el momento de su aprobación también votaron en contra de enmiendas de otros grupos parlamentarios que modificaron y mejoraron la ley que se sometió a debate y aprobación, pero perdieron dichas votaciones. ¿Cómo? Faltaron personas y como el reparto de escaños en esta legislatura es tan ajustado, dicha falta les llevó a perder esas votaciones.

Así que ahora presentan esta proposición que, es de suponer, cuando se vote se asegurarán de tener todos los votos controlados para no volver a perder y listo. La ley habrá quedado dinamitada, tal y como ahora está vigente, y lo que era un gran avance se quedará en un avance mínimo que, aunque siempre será bienvenido, no garantizará en modo alguno la gratuidad de la enseñanza básica en la Comunidad de Madrid. Lástima.

Quizás los proponentes piensen que el momento es oportuno porque con tanto despliegue informativo sobre Cataluña puede quedar eclipsada esta maniobra y conseguir que nadie se entere, pero seguramente se equivocan. La tramitación parlamentaria, por muy silenciosa y rápida que se quiera hacer, seguro que tendrá el eco mediático que merece.

[ Volver atrás ]
Ven a la Escuela Públicawww.quehacemos.org
noticias opiniones encuestas informes polémicas normativas agenda videos imágenes humor contacto mapaweb
creandociudadania.org  ®  2012